Los crímenes de la carretera

“Hay ocasiones en que lo único que separa lo falso de lo cierto es la percepción”

Los crímenes de la carretera
5 / 5 Mi nota
Argumento5
Narrativa5
Final5
Info
AUTOR: J.D. Barker y James Patterson
EDITORIAL: Destino
PÁGINAS: 624
GÉNERO: Thriller
FECHA RESEÑA: 13 mayo, 2021
Reseña

Si cuando coges “Los crímenes de la carretera” ves que sus autores son nada más y nada menos que J.D. Barker y James Patterson ya sabes que tienes entre manos una novela inquietante, vertiginosa e imprevisible. Parece que J. D. Barker le ha cogido el gusto a colaborar con otros escritores y para esta ocasión se ha juntado con el gran James Patterson, uno de los autores norteamericanos que más vende en el mundo poseyendo el récord Guinness como el autor con más números uno en la lista de los libros más vendidos de The New York Times, casi nada. Además, James Patterson, en sus más de treinta años de carrera ha publicado más de 70 novelas, siendo reconocido por su serie de libros protagonizada por el agente del FBI Alex Cross. Por lo que respecta a J. D. Barker, decir que, entre otras, es el autor de la trilogía “El Cuarto Mono” (compuesta por El Cuarto Mono, La quinta víctima y La sexta trampa) con la que ha cosechado un impresionante éxito de crítica y lectores en todo el mundo.

“Los crímenes de la carretera” tienes como principales protagonistas a Michael y Megan Fitzgerald quienes, a pesar de haber sido adoptados por el Dr. Barton y la Dra. Rose Fitzgerald, un matrimonio con alto poder adquisitivo y muy influyente dentro del mundo de la psicología y psiquiatría, tuvieron una infancia perturbadora. Michael, harto de seguir sometido al yugo del Dr. Barton decide abandonar sus estudios, marcharse de casa y empezar una nueva vida como conductor de una compañía de camiones, lo que le permitirá recorrer el país de punta a punta pero, siempre, sin perder el contacto con su hermana Megan. Una noche, tras salir del cine, encontrándose en el supermercado realizando la compra, Michael recibe la llamada de una vecina alertándole de una fuga de agua en su apartamento. Al entrar en su casa, descubre que el agua procede de la bañera. Michael sabe que no dejo el frigo abierto pero su sorpresa será mayor cuando encuentra en el interior de la bañera el cuerpo sin vida de una mujer, Alyssa Tepper. Michael no conoce a Alyssa Tepper y mucho menos tiene idea de cómo ha llegado hasta allí. Nada de esto tiene sentido para Michael, por lo que sintiéndose totalmente inocente, decide llamar a la policía. A partir de aquí, la situación se complicará extremadamente para Michael ya que su testimonio parece convincente pero todas las pruebas le incriminan como el asesino de Alyssa Tepper y, además, junto al cadáver se encuentra una pluma de gorrión, el macabro patrón de una serie de asesinatos ocurridos no solamente en Los Ángeles sino repartidos por todo el país, siendo entonces cuando el Departamento de Policía de Los Ángeles representado por el detective Garrett Dobbs y el FBI encabezado por Jessica Gimbre unirán fuerzas para dar caza a un asesino despiadado que lleva mucho tiempo jugando con ellos.

Quienes hemos leído la trilogía “El Cuarto Mono” de J. D. Barker, más o menos, imaginábamos lo que nos íbamos a encontrar en “Los crímenes de la carretera”: un ritmo frenético, con capítulos cortos (algunos de tan solo un par de páginas) y abundantes diálogos, lo que le aporta agilidad y frescura a la lectura, conllevando al lector a leer capítulo tras capítulo para avanzar en una investigación que cada vez se torna más complicada.

“Los crímenes de la carretera”, a pesar de ser una novela con una extensión larga, es de destacar que desde su inicio rebosa acción por los cuatro costados, de manera que el lector se va a encontrar con capítulos cargados de tensión y suspense que sale todavía más reforzada y potenciada con una narración en contrapunto donde, unas veces desde el punto de vista de Michael y otras de su hermana Megan conoceremos el entorno hostil en el que crecieron ambos hermanos, mientras que, por otro lado, a través de un narrador omnisciente seguiremos los pasos de los agentes Dobbs y Gimble en la investigación y persecución del asesino en serie que tiene en jaque al FBI. Esta narración desde distintos puntos de vista resulta esencial para el desarrollo y comprensión de la trama, así como para incrementar el suspense y mantener la incertidumbre en cada capítulo.

Como no podía ser de otra manera, teniendo a J.D. Barker y James Patterson como coautores, “Los crímenes de la carretera” cuenta con un extraordinario trabajo de planificación e ejecución donde el lector, por más que lo intente, nunca logra ir un paso por delante de los autores, adivinar cuál será el siguiente paso y llegar al fondo del asunto antes de que se desvele en sus páginas. Por si esto fuera poco, “Los crímenes de la carretera” viene cargadito de giros totalmente inesperados, de tal manera que el lector se va a encontrar con una trama donde las cosas nunca son lo que parecen por mucho que parezca que todo está resuelto y cerrado. Es increíble la maestría que demuestran J.D. Barker y James Patterson para jugar con la mente del lector haciéndole creer una cosa y desviándolo del camino correcto para suelo sorprenderlo con un estupendo giro totalmente inesperado.

“Los crímenes de la carretera” es un thriller psicológico adictivo, cautivante y emocionante donde la acción y suspense están perfectamente dosificados ya que los secretos se van revelando poco a poco como miguitas de pan que se van encontrando en el camino y que dirige al lector por una trama que se convierte en un rompecabezas cuyas piezas parecen no encajar para llegar a un final a la altura de sus dos autores J.D. Barker y James Patterson.

Estamos seguros que “Los crímenes de la carretera” y por eso os recomendamos su lectura.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *