Gracias por mirarme a los ojos cuando me hablas

“Estaba seguro de que el destino te había puesto en mi camino por algo y yo contra él he sido siempre muy terco y casi siempre le he ganado”

Gracias por mirarme a los ojos cuando me hablas
5 / 5 Mi nota
Argumento5
Narrativa5
Final5
Info
AUTOR: Francisco Urbano
EDITORIAL: Modernidad Líquida
PÁGINAS: 341
GÉNERO: Narrativa
FECHA RESEÑA: 13 febrero, 2020
Reseña

Me asomo por aquí para hablaros de la última novela de Francisco Urbano que lleva por título «Gracias por mirarme a los ojos cuando me hablas» un título muy sugerente que incita a adentrarse en sus páginas para averiguar que es lo que nos vamos a encontrar. Os puedo decir que detrás de este título hay una historia interesante contada de forma magistral por su autor.

Ismael es un joven directivo de banca que vive en Zaragoza y trabaja en INVERTIZA. Estamos en 2008 justo antes de que se produzca la caída de Lehman Brothers y con ello el inicio de la gran crisis financiera e inmobiliaria de la historia de los últimos cien años. Ismael se dirige con su coche hacia el aeropuerto para coger un avión que le llevará a una reunión muy importante. En ese momento un accidente de tráfico se cruza en su camino e Ismael tiene que tomar una decisión: ayudar a un enfermero que lleva un órgano para salvar la vida de una persona o continuar con su camino para llegar a esa reunión tan transcendental para los negocios de su empresa ¿qué harías tú en su lugar?

De esta forma tan apetecible empieza esta novela. Ya te imaginas que la vida de Ismael va a girar alrededor de la decisión que toma en ese momento. Para bien y para mal. «Gracias por mirarme a los ojos cuando me hablas» es una historia que despierta el interés del lector a través de la vida de un hombre, que podría ser cualquiera de nosotros, que de pronto cae al más hondo y oscuro de los pozos.

Francisco ha utilizado una parte de la historia reciente para contarnos a través de su protagonista una historia que saca al lector de su zona de confort, que le hace reflexionar, que pretende mostrarnos la crueldad del ser humano. A veces sin darnos cuenta juzgamos y tratamos a la gente de forma superficial. Detrás de cada persona hay una vida que nos puede gustar más o menos pero no debemos olvidar que no en todos los casos los dados caen del lado ganador.

Recomiendo leer este libro con calma, sin prisas, para disfrutar y reflexionar al mismo tiempo y, sobre todo lograr ponernos en la situación del protagonista. Protagonista con el que yo he empatizado mucho. Todos los personajes están cincelados con precisión y resultan totalmente creíbles y cercanos. El autor nos zambulle a través de la visión de Ismael para darnos cuenta de lo cruel que pueden llegar a ser algunos seres humanos.

La prosa del autor me ha cautivado, con un rico vocabulario nos cuenta una historia llena de sentimientos, de sufrimiento, de aprendizaje y también de valores que aborda un tema incómodo para gran parte de la sociedad y lo hace de forma genial.

Para los que conocemos algo a su autor encontramos guiños a su vida personal, un tal Urbano que es químico y que se encuentra trabajando en un nuevo pigmento derivado de algunas tierras raras, así como la pasión por la música que nos acompaña durante todo el libro. Detalles que consiguen dibujarte una sonrisa y alabar el gran trabajo hecho por parte de alguien que únicamente es un aficionado en esto de escribir.

Por tanto, os recomiendo acercaros a esta novela, que descubráis a Francisco y que os dejéis llevar por la historia de Ismael. No os defraudará porque no hay que olvidarse nunca de lo realmente esencial en la vida.

4 comentarios
  1. María
    María Dice:

    Hola, pues me parece muy interesante este libro del que no había oido hablar. Me lo apunto. Gracias por traer novedades tan interesantes

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *