No oigo a los niños jugar

“Siempre se echa de menos a las personas queridas, pero se debe aprender a vivir sin ellas; sin olvidarlas, pero sin tenerlas al lado”

No oigo a los niños jugar
4.7 / 5 Mi nota
Argumento4.5
Narrativa5
Final4.5
Info
AUTOR: Mónica Rouanet
EDITORIAL: Roca
PÁGINAS: 317
GÉNERO: Thriller
FECHA RESEÑA: 6 mayo, 2021
Reseña

Hoy sale a la venta la nueva novela de Mónica Rouanet que lleva por título «No oigo a los niños jugar» un título tan sugerente como la historia en sí. Un libro de esos que te atrapan de tal modo que te hacen estar pendiente de sus protagonistas durante la lectura y tras la misma.

Alma es una joven que tras tener un accidente de coche junto a su familia sufre un shock postraumático y es ingresada en una clínica psiquiátrica. En este edificio Alma convive con otros jóvenes que sufren diferentes trastornos. Ella es una joven encerrada en sí misma que ha intentado quitarse la vida por lo que su estancia en la clínica se le hace un poco cuesta arriba menos mal que tiene la piscina que le sirve para tener la cabeza en su sitio.

No quisiera revelaros nada más de la trama, os aconsejo que os sentéis cómodamente, que cojáis el libro y empecéis con su lectura sin pensar en lo que vais a encontrar en su interior, creo que os meteréis enseguida de lleno en esa clínica y en la vida de sus personajes y que nada de lo que pase a vuestro alrededor será importante.

Mónica Rouanet es una autora que profundiza en el ser humano, que busca en su interior para plasmarlo en sus novelas, para crear unos personajes que te llegan, que para nada te dejan indiferentes. Ya me ocurrió con su anterior novela y con esta he sentido algo parecido.

«No oigo a los niños jugar» es una novela donde los niños y jóvenes cobran protagonismo, donde la autora se adentra en las mentes enfermas. Estos niños en ocasiones son apartados de la sociedad por el mero hecho de ser distintos, de sufrir un trastorno, por sufrir adicciones u obsesiones. La sociedad prefiere mirar hacia otro lado sin pensar en el daño que les causa, pero lo peor viene cuando son sus propias familias quienes les dan la espalda, quienes deciden apartarlos de su vida porque les molestan.

«No oigo a los niños jugar» es un thriller inquietante pero tratado con gran sensibilidad. Nos encontramos con dos hilos temporales que son narrados de forma espectacular, que te crea tensión que te hace estar pendiente de cada detalle y que consigue meterte en su historia con los cinco sentidos.

El edificio donde está ubicada la clínica psiquiátrica había sido un antiguo edificio destinado a niños sordos y Mónica ha sabido llevarnos de la mano por cada una de sus estancias, sin hacer descripciones muy detalladas, pero sí las necesarias para que seamos capaces de imaginarnos ese lugar tan inquietante.

Respecto a los personajes ya os he dicho que me parece que la autora ha sabido dibujarlos de forma maravillosa, personajes con muchos matices que llegan al lector y que te acompañan más allá del libro. Además de Alma destacaría a Luna, una chica de familia rica, que lleva mucho tiempo en la clínica, una chica caprichosa, que quiere tenerlo todo controlado pero que en el fondo lo que desea es que la quieran, busca amor y comprensión. El resto de los personajes los iremos conociendo poco a poco, unos personajes profundamente perfilados, que me han transmitido mucho, a través de sus silencios, de su rabia, de su rebeldía…todo esto ayudado de una prosa con la que la autora profundiza en cada uno de ellos para mostrarlos sin ningún tipo de adornos ni artificios.

En definitiva, «No oigo a los niños jugar» es una novela que recomiendo sin ningún tipo de duda, que sé que todos los que seguís este blog no dudaréis en hacerle un hueco en vuestras lecturas. Mónica ha creado una historia fascinante, intrigante, de ritmo fluido, potenciado por unos personajes potentes y con una alternancia de voces y temporal, pero sobre todo por ese halo de misterio creado desde las primeras páginas de la historia. Yo, de vosotros, no me la perdería.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *