Hotaru

“Para mí, la historia se reducía a dos imágenes: la japonesa perdida en un yuyal de Derqui y la casa envuelta por luciérnagas”.

Hotaru
4.7 / 5 Mi nota
Argumento5
Narrativa4.5
Final4.5
Info
AUTOR: Martín Sancia Kawamichi
EDITORIAL: Huso
PÁGINAS: 208
GÉNERO: Negro
FECHA RESEÑA: 30 septiembre, 2021
Reseña

Martin Sancia Kawamichi, nacido en Buenos Aires en 1973, no se podía imaginar que por sus venas corriese sangre japonesa hasta que descubrió que su abuela paterna, antes de casarse en segundas nupcias con el abuelo al que conoció, estuvo casada con un japonés de un metro noventa que murió cuando su padre tenía dos años, siendo este japonés su verdadero abuelo biológico. Martin Sancia Kawamichi, a pesar de haber de haber cosechado numerosos éxitos con literatura infantil con títulos como “Breves historias de animales sabrosos, engreídos, enamorados, malditos, venenosos, enlatados, tristes, cobardes, crueles, espinosos... (y otras historias)”, “Los poseídos de Luna Picante” ,“25 tarántulas” y “Todas las sombras son mías” con la que obtuvo el Primer Premio Sigmar de Literatura Infantil y Juvenil en 2017, ha sido con sus novelas dirigidas al público adulto las que lo han convertido en una de las figuras más relevantes del panorama literario argentino de los últimos años. Entre ellas destacaremos “Cachivaches” que fue finalista del Premio Internacional de Novela Negra en el certamen de Córdoba Mata 2015 y “Hotaru” su primera novela destinada al público adulto con la que obtuvo el Primer Premio en el Concurso de Novela Negra BAN! en 2014.

Como apunte antes de empezar la reseña, indicaros para aquellos que no lo sepáis que “Hotaru” significa luciérnaga en japonés.

Martin Sancia Kawamichi sitúa la novela de “Hotaru” en un escenario social muy convulso, la Argentina de los años setenta donde existe un contexto político muy agitado como consecuencia del golpe de estado que tuvo lugar en 1966 y que derivó en la primera dictadura Argentina autodenominada “Revolución Argentina” y que supuso la propagación de insurrecciones populares y potenció el fortalecimiento clandestino del peronismo.

“Hotaru” cuenta con una trama de tonos negros donde destaca la conexión y extraña relación de amor existente entre un argentino, una japonesa y su fiel sirvienta, un triunvirato que conforman estos tres personajes principales de la novela.

Por un lado tenemos a Kaede, una joven japonesa que durante su infancia vivió en Caballito, Buenos Aires, donde conoció a Carlos Dantori con quien estuvo de novia hasta que regresó a Japón, prolongando su relación durante años mediante el envío de cartas hasta que Kaede decidió convertirse en Geisha, decisión que no fue aceptada ni compartida por Dantori quien decidió poner fin a su relación.

Maeko, cocinera encargada de cuidar y asistir a Kaede en todo lo que ésta necesita y que se dedica a la cría de luciérnagas, colocándolas en pequeños frasquitos de cristal para poder disfrutar de su luz y brillo.

Y por último, Carlos Dantori, cantautor de folklore devenido en Montoneros de poca monta (los montoneros fueron una organización guerrillera peronista de Argentina surgida en la década de 1970 durante la dictadura autodenominada Revolución Argentina) que, con motivo de su participación en un festival de música latinoamericana que se iba a celebrar en Japón, aprovechó la ocasión para viajar hasta Kioto para reencontrarse con Kaede y retomar su relación sentimental con ella.

La relación entre Dantori y Kaede discurre en continuos altibajos hasta que Dantori le comunica por teléfono a Kaede que, por un tiempo, va a tener que permanecer escondido en su país (Argentina) y, por lo tanto, no podrá volver a viajar a Kioto a verla. La noticia es muy mal recibida por Kaede quien, conmocionada por el disgusto, decide cerrar los párpados de sus ojos hasta que vuelva a tener frente a ella a Dantori. Viendo que su enfado no consigue el efecto esperado de atraer a Dantori, Kaede se arma de valor y, junto a Maeko, se embarca en un buque rumbo a Argentina.

Al llegar a Argentina, Kaede y Maeko descubrirán que Dantori malvive escondido en una cabaña perdida entre la vegetación descuidada de un pueblo denominado Derqui y que junto a sus compinches está planeando el secuestro de Mercedes Iribarren.

Parecerá que con los datos que os hemos dado hemos hecho mucho spoiler, pero nada más lejos de la realidad ya que Sancia Kawamichi logra comprimir y desarrollar éstas y otras muchas cosas en tan solo 208 páginas de novela.

“Hotaru” es una novela que cuenta con una introducción un poco extraña y cuya estructura se divide en seis partes integradas por capítulos extremadamente cortos (alguno de menos de una página) que junto con una narrativa clara, precisa y de frases directas hacen que su lectura sea sumamente ágil y muy cautivadora que conducirá al lector hacia un final un tanto irónico que cuadra a la perfección con esta novela poco convencional.

No debéis olvidar que Sancia Kawamichi es un escritor argentino con sangre japonesa, por lo que a lo largo de la novela encontraréis términos y expresiones propias de estos dos idiomas que dotan a la novela de un mayor realismo y ambientación.

“Hotaru”, es uno de los libros más extraños que seguramente hayamos leído, no obstante, su portada, su ambientación, el cuidado y delicadeza a la hora de construir los personajes, su esencia japonesa mezclada con la Argentina revolucionaria de los años setenta hacen que sea una lectura interesante, de calidad y que os recomendamos.

Con “Hotaru” participo en la Yincana Criminal 2021 en la sección “Sucedió en Asia, África y Oceanía” y el apartado “La acción transcurre en Asia o el autor/a de la novela es asiático”

5 comentarios
  1. Claudia
    Claudia Dice:

    No conocía esta novela, pero me la apunto. Veo que te ha gustado muchísimo y tiene una pintaza.
    Además, hay pocas novelas negras ambientadas en África y eso es un plus.
    Muchas gracias por tu reseña.

    Responder
  2. Claudia
    Claudia Dice:

    No conocía esta novela, pero me la apunto. Veo que te ha gustado muchísimo y tiene una pintaza.
    Además, hay pocas novelas negras ambientadas en Asia y eso es un plus.
    Además, la trama también se extiende por Argentina, así que tienen todo un viaje.
    Muchas gracias por tu reseña.

    Responder
  3. La Isla de las Mil Palabras
    La Isla de las Mil Palabras Dice:

    Esta vez no me animo, demasiado extraña para mi gusto. No creo que la disfrutase. Soy más convencional.
    Un abrazo

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *