La cueva

“En el interior de la cueva reside su verdadera magia”

La cueva
5 / 5 Mi nota
Argumento5
Narrativa5
Final5
Info
AUTOR: Juan José Tiscar Moya
EDITORIAL: Autopublicada
PÁGINAS: 95
GÉNERO: Infantil
FECHA RESEÑA: 18 junio, 2020
Reseña

Ya sabéis que desde este blog somos muy partidarios de colaborar y reseñar obras de escritores nóveles, más si cabe si son de la “terreta”. Hoy os presentamos “La cueva” el primer libro escrito por Juan José Tíscar Moya, un joven profesor de inglés apasionado por la escritura que encontró su inspiración bien cerquita de casa, más concretamente, en las Grutas de San José, situadas en el Parque Natural de la Sierra de Espadán, en el término municipal de La Vall d'Uixó, provincia de Castellón, es una cueva natural de incomparable belleza que cuenta con el río subterráneo navegable más largo de Europa y que a pesar de las múltiples visitas efectuadas por espeleólogos aún no se conoce el origen del río ni el final de la gruta.

“La cueva” tiene como protagonista a Edeta, la hija pequeña del respetado Orleyl, una de las personas más sabias del territorio a quien acudía gente de otros poblados para pedir consejo y escuchar sus maravillosos relatos como gran orador que era. La felicidad de Edeta y de su familia se vio truncada cuando, a pesar de las reiteradas y continuas advertencias de Orleyl para que no subestimaran los peligros que guardaba en su interior la Cueva de los Sueños, su hermano Kelin, con el propósito de dar caza a un uro (animal sagrado) y desobedeciendo las advertencias de su padre, se separó del grupo y se introdujo en el interior de Cueva de los Sueños. Orleyl, conocedor de la noticia y de los peligros que podían acechar la vida de su hijo, no dudo un segundo en salir en su busca adentrándose en las profundidades de la cueva, siendo así como Edeta nunca más volvió a saber nada de su padre y su hermano.

Con el paso de los años, Edeta ha dejado de ser una niña y se ha transformado en una joven muy trabajadora que realiza para su poblado tanto labores domésticas como de agricultura y ganadería. Parece que Edeta ha dejado atrás la tragedia que vivió su familia y ha sabido respetar los peligros que entraña la Cueva de los Sueños, sin embargo, diez años después de la desaparición de su padre y hermano, Edeta se encuentra ante el mismo peligro que quebró la tranquilidad de su familia. En mitad de la noche, un sonido procedente desde lo más profundo de la misteriosa cueva despierta un interés incontrolable e imparable para Edeta. Consciente de los peligros que acechan en su interior, la intrépida aventurera, antorcha en mano, decide seguir su instinto e, ignorando los consejos que tantas veces le dio su padre, adentrarse en la inmensa oscuridad de la Cueva de los Sueños cuyos enigmas han perdurado con el paso del tiempo y han dado lugar a todo tipo de mitos y leyendas.

En este cuento de “La cueva” vamos a poder disfrutar de la maravillosa, pulcra y muy bien cuidada prosa que emplea Juan José Tíscar Moya que hace que su lectura sea ágil y sencilla para los lectores.

En “La cueva” el lector va a encontrar un escenario maravillosamente reproducido fruto de la pasión que las Grutas de San José despiertan en Juan José Tíscar Moya lo que permitirá al lector trasladarse al interior de la cueva y ver las formas mágicas de las estalactitas y estalagmitas, sus pilares, sus recovecos, etc.

Del mismo modo, Juan José Tíscar Moya aprovecha “La cueva” para conjugar espléndidamente la mitología y creencias populares que solo un lugar tan fantástico como las Grutas de San José puede despertar. Así, la Sala de las Harpías, el Lago de la Medusa, la Galería de las Mouras bien podrían tener lugar en los lagos Diana y Azul o en la sala de los Murciélagos, zonas que podemos encontrar en las auténticas Grutas de San José.

“La cueva”, una vez pasado este indeseable periodo del confinamiento, es un cuento perfecto para leer durante estas noches de verano a hijos, nietos o sobrinos ya que estamos seguros que la aventura de Edeta fascinará a los más pequeños de la casa.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *