Los guardianes

“La cárcel es una pesadilla para quienes la merecen. Para lo que no, es una lucha diaria por mantener cierto nivel de cordura”.

Los guardianes
4.3 / 5 Mi nota
Argumento5
Narrativa4.5
Final3.5
Info
AUTOR: John Grisham
EDITORIAL: Plaza & Janés
PÁGINAS: 399
GÉNERO: Thriller
FECHA RESEÑA: 30 noviembre, 2020
Reseña

Seguro que todavía hay mucha gente que ha visto películas tan exitosas como “Tiempo de matar”, “La tapadera”, “El informe Pelícano”, “El cliente”, “Cámara de gas”, “Legítima defensa”, “El jurado” sin saber que todas ellas están basadas e inspiradas en novelas escritas por John Grisham. Desde que publicó su primera novela allá en el 1988, la producción literaria de este escritor americano ha sido muy prodiga llegando prácticamente a escrito novela por año, siendo la gran mayoría de ellas best sellers. Ahora, vuelve a las librerías con “Los guardianes”, un thriller basado en la encomiable labor que realiza desde 1980 Centurion Ministries para demostrar la inocencia de personas condenadas injustamente y en la historia real vivida, entre muchos otros, por un preso de Texas llamado Joe Bryan.

“Los guardianes” tiene como principal protagonista a Cullen Post, un abogado y sacerdote episcopaliano que viaja por el EEUU luchando contra sentencias injustas y defendiendo a clientes olvidados por el sistema. Cullen Post lidera el Ministerio de los Guardianes, una pequeña organización sin ánimo de lucro dedicada a luchar por la exoneración de inocentes fueron culpados encarcelados de una manera injusta y, en muchas ocasiones, a la espera de una condena de muerte. Junto a Post, el Ministerio de los Guardianes es una organización formada por otros tres integrantes: Vicki Gourley es la jefa y fue quien fundó el Ministerio de los Guardianes, François Tatum apodado Frankie, uno de los exonerados a quien los guardianes sacaron de la cárcel tras 14 años cumpliendo condena por un crimen que no cometió, y por último Mazy Ruffin, directora de litigios y cerebrito del grupo.

Hasta el Ministerio de los Guardianes llega suplicante carta de Quincy Miller, quien se ha pasado los últimos veintidós años preso en el centro penitenciario Garvin por asesinar a su abogado Keith Russo tras perder en la demanda de divorcio. En la pequeña ciudad de Seabrook, Florida, un prometedor abogado llamado Keith Russo fue asesinado a tiros una noche mientras trabajaba hasta tarde en su despacho. El culpable no dejó pistas. No hubo testigos, nadie tenía un motivo. Pero la policía pronto sospechó de Quincy Miller quien, tras un juicio con pruebas y declaraciones falsas, es condenado a cadena perpetua.

Sin embargo, en el caso de Quincy Miller es diferente, ya que aquellos que ocultaron lo que ocurrió con Keith Russo son personas poderosas y despiadadas que no quieren que salga a la luz la verdad.

En situación similar a la de Quincy Miller, el Ministerio de los Guardianes está estudiando y trabajando en otros casos: Shasha Briley, en el corredor de la muerte en Carolina del Norte, condenada por un incendio provocado que mató a sus tres hijas; Billy Rayburn, en Tennessee, condenado después de que tropezara y cayera mientras tenía en brazos al bebé de su novia; Curtis Wallace, condenado en Mississippi por el secuestro, la violación y el asesinato de una joven a la que no conocía; y Little Jimmy Flager, de diecisiete años y con discapacidad mental, encerrado de por vida en el estado de Georgia.

John Grisham saca a relucir en “Los guardianes” todo el conocimiento jurídico y legal que atesora sobre el sistema judicial y carcelario de EEUU introduciendo al lector en un mundo donde imperan los casos de corrupción policial, la violencia en las cárceles, el poder del dinero, y la relajación de algún fiscal o abogado que por comodidad prefieren que el acusado siga en la cárcel antes que reabrir juicio o bien cómo se puede convencer a un jurado simplemente por convicción.

La novela está narrada en primera persona a través de Cullen Post, un personaje muy solitario que lleva una vida nómada y apenas tiene amigos. Durante sus largos coches recorriendo buena parte del país iremos conociendo a este obstinado abogado y sacerdote episcopaliano empeñado en sacar de la cárcel a aquellos presos encarcelados injustamente y comprenderemos el funcionamiento del Ministerio de los Guardianes.

El planteamiento y trama que desarrolla John Grisham en “Los guardianes” son extraordinarios. Por lo general, a los que nos gustan los thrillers, estamos acostumbrados a que un policía, detective, periodista, etc., trate de dar caza a un asesino, ladrón, secuestrador para atraparlos y meterlos en la cárcel, pero en este caso, es todo lo contrario, nos encontramos con un abogado y su organización que tratan de sacar de la cárcel a personas inculpadas injustamente.

En “Los guardianes” el lector se va a encontrar una novela muy bien armada y narrada, amena y bastante entretenida, pero que, desde nuestro punto de vista, peca un poco de tecnicismos en el ámbito legal/penal y, en especial, en la descripción del sistema judicial americano que hacen que el ritmo de la novela se ralentice. Igualmente, hemos encontrado a falta giros inesperados en la trama ya que desde un principio hemos deducido fácilmente cual iba a ser el final.

1 comentario
  1. Margari
    Margari Dice:

    Mira que he visto todas esas pelis que mencionas y algunas hasta varias veces, pero con el autor no me he animado. A ver si le pongo remedio. Esta novela, pese a las pegas que le pones, tiene buena pinta.
    Besotes!!!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *