Pandora

“A veces, la única manera de recuperar la estabilidad es perdiendo el equilibrio”

Pandora
4.7 / 5 Mi nota
Argumento5
Narrativa4.5
Final4.5
Info
AUTOR: Jersús María Sáez
EDITORIAL: Autopublicación
PÁGINAS: 284
GÉNERO: Policíaca
FECHA RESEÑA: 23 septiembre, 2021
Reseña

Se está convirtiendo en un clásico de este blog reseñar todos los años una nueva novela escrita por Jesús María Sáez. En este caso le ha tocado a “Pandora”. Para los que todavía no conozcáis a Jesús María Sáez deciros que es un vitoriano polifacético que no se conforma con ser escritor, articulista y autor de novelas, sino que además, durante los cuatro últimos lustros ha sido conductor de autobús. Por lo que hace referencia a su producción literaria, simplemente nombrarla ya que a final del libro de “Pandora” podréis encontrar un breve resumen de sus anteriores novelas. Así pues, publicó “Misión Jaqueca” en 2016, “Siberia” en 2017, "Poniente" en julio de 2019 y «Kazajistán» en marzo de 2020, segunda entrega de la “Trilogía del Este”. Por si esto fuera poco, desde otoño de 2020 colabora en la radio con un programa sobre literatura llamado "Peligro: Escritores sueltos".

Antes de comenzar la reseña de “Pandora” indicaros que tanto la carta que hace las veces de prólogo del libro como la trama de la novela son verídicas ya que están basadas es un caso real de pornografía infantil conocido como 1st Siberian Mouse.

Maialen Guevara, Inspectora de la Comisaría del Antiguo de la Ertzaintza de San Sebastián, está disfrutando de unos días libres y de una buena sesión de sexo matinal con su novio David Herrero, miembro de la unidad de guías caninos de la Policía Nacional, cuando el teléfono del trabajo les interrumpe. Maialen es requerida para se persone rápidamente en Intxaurrondo donde una persona se ha suicidado arrojándose a las vías del tren al paso de un mercancías. No tardarán en descubrir que el suicida es Jaime Aldama, un rostro conocido por ser concejal del Ayuntamiento de San Sebastián quien, al parecer, no tenía problemas económicos ni familiares para poner fin a su vida de una forma tan dramática. Al frente de la investigación pondrán a Maialen, una hábil investigadora que combina a la perfección el manejo de las nuevas tecnologías con la expediente adquirida a pie de calle durante sus años en Seguridad Ciudadana.

Por otro lado, en Madrid, Elena Cortazar acudirá a la agencia de investigaciones Nómada para contratar los servicios profesionales de Lorena Fernández, una joven detective privada lesbiana con aspecto desenfadado y alternativo, para que investigue la muerte de su hermano Alberto. Elena Cortazar sospecha que su hermano Alberto Cortazar, profesor respetable de primaria y con buena reputación en el colegio privado concertado de alto standing Salvelle, no pudo suicidarse ya que, a pesar de que últimamente había estado muy enganchado a las redes sociales y se había convertido en un consumidor habitual de pornografía infantil, no tenía motivos para quitarse la vida. Este encargo hará que Lorena Fernández tenga que desplazarse hasta San Sebastián para tratar de averiguar datos y pistas que permitan convencer a la policía para que reabra el caso del fallecimiento de su hermano.

Será en este viaje a San Sebastián cuando Lorena Fernández conocerá a Maialen Guevara, con quien colaborará al descubrir la existencia de un común denominador en los suicidios de Jaime Aldama y Alberto Cortazar. Entre ambas surgirá algo más que una buena compenetración profesional haciendo que Maialen sucumba a los encantos de Lorena y se plantee diversas cuestiones acerca de su orientación sexualidad y la continuidad con su novio David.

Por si no hubiera ya suficientes mimbres para recomendaros la lectura de “Pandora”, su autor Jesús María Sáez le da una vuelta de tuerca a la trama cuando un miembro de la iglesia vasca se ve involucrada en un turbio asunto al pertenecer al entramado de una posible red de pederastia infantil que campa a sus anchas por el submundo oscuro de la Dark Web.

Desde hace ya un tiempo Jesús María Sáez nos viene acostumbrando a muy buenas novelas policiacas y “Pandora” no podía ser menos. Se nota el gran trabajo de investigación que Jesús María Sáez dedica a preparar la novela, como domina la jerga policial y sus procedimientos y, todo esto, unido a un potente inicio, una trama bien armada y desarrollada, unos personajes sólidos y bien construidos, hacen de “Pandora” una novela súper entretenida con un ritmo muy ágil y dinámico que mantiene el interés del lector desde el principio hasta el final y que estamos seguros que disfrutaréis leyendo.

No queremos finalizar esta reseña sin destacar los novedosos códigos QR que Jesús María Sáez incluye al final de algunos capítulos con la intención de trasladarnos al entorno que se crea a la hora de escribir y que permite al lector involucrarse aún más en la trama y en la novela.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *