Origen de la expresión

TIRAR LA CASA POR LA VENTANA

Se dice cuando una persona comienza a tener grandes gastos, superiores a los que acostumbraba.
El origen de esta frase se encuentra en la costumbre que existía en el siglo XIX de tirar, literalmente, por la ventana los enseres de una casa cuando a alguien le tocaba la lotería nacional.

AQUÍ HAY GATO ENCERRADO

Se dice cuando queremos afirmar que hay una causa o razón oculta.
Era habitual durante el Siglo de Oro español la utilización de bolsas para guardar el dinero hechas con piel de gato y se les llego a llamar popularmente con tal nombre. Siendo “gatos” que encerraban riquezas desconocidas.

DORMIRSE EN LOS LAURELES

Antiguamente, a los poetas, emperadores y generales victoriosos, se les coronaba con guirnaldas confeccionadas con hojas de laurel. Pero si después de haber conseguido el triunfo y el reconocimiento general con la corona de laurel, la persona dejaba de trabajar y esforzarse se decía que se dormía en los laureles.

PONER LA MANO EN EL FUEGO

La procedencia de este dicho, que se utiliza para manifestar el respaldo total a alguien o algo, se remonta a la época en la que se practicaba el llamado juicio de Dios. También conocida como Ordalia, esta era una institución jurídica que dictaminaba, atendiendo supuestos mandatos divinos, la inocencia o culpabilidad de una persona o cosa, acusada de quebrantar las normas establecidas o cometer un pecado. Esta costumbre pagana se ejecutaba de formas muy diversas. No obstante, casi todas consistían en pruebas de fuego(sujetar hierros candentes, introducir las manos en la lumbre) si la persona salía de la prueba con pocas quemaduras, significaba que Dios la consideraba inocente y, por tanto, no tenia que recibir ningún castigo.

Firmamento

La última novela de Màxim Huerta

SINOPSIS

En un hermoso hotel a orillas del Mediterráneo, el escritor Mario Bellver busca cómo acabar la novela de otro. Un día, la llegada de Ana Monteleón, que inicia sus apacibles vacaciones, viene a corregir el rumbo del verano… y de su historia.

Bajo el cielo estrellado, a veces bajo el techo de la habitación, un juego amoroso se prepara. Se relatan los oscuros recovecos de dos personas muy diferentes que no saben cómo salir de sus vidas. Tan vulnerables como firmes en sus contradicciones.

En apariencia tan intimista como el diálogo entre dos amantes, o una obra de teatro en la que solo hubiera dos personajes. Firmamento se multiplica en cada página, creando un universo, el de Ana y Mario.

Una novela sencilla y deslumbrante, inquietante cuando se descubre la verdad.

Tal como éramos

 

SINOPSIS

Sandra tiene 39 años, es una gran periodista, culta y aficionada a la música y a los libros. Una mujer hecha a sí misma. Todo le parece ir a la perfección hasta que llega un día que, por circunstancias familiares, la desahucian de su casa. Su vida perfecta empieza ahora a hundirse.

Sin embargo, un día conoce a Edmond en el aeropuerto; un agregado militar de la embajada francesa en España que se dedica a viajar por todo el mundo. Un hombre que parece ser de lo más seductor y sofisticado. Sandra y Edmond tienen entonces un affair, si bien ella está convencida que no lo volverá a ver. Pero la historia no ha hecho más que empezar, y tendrá su momento álgido durante un apasionado fin de semana en París. Un amor intermitente. Un amor intenso.

Sandra se da cuenta que si bien la vida puede ser complicada, es ella la que debe salir del pozo en el que se encuentra y, con la ayuda de sus amigos, conseguir la fuerza necesaria para seguir adelante y afrontar su destino.